En Estados Unidos, los padres y el personal de la escuela son miembros recíprocos de un equipo que toma decisiones sobre los servicios y apoyos que recibe un niño en la escuela.
Cuatro mujeres miran al frente durante una capacitación. Una mujer usa lentes oscuros y parece ser ciega. Otra mujer sostiene a un niño pequeño sobre su regazo.

Madres en Nepal en sesión de un grupo de autoayuda.

Introducción

La participación de padres en la educación de niños con discapacidad es un concepto fundamental de la Ley de Educación para Personas con Discapacidad (IDEA por sus siglas en inglés),  la ley de derecho civil estadounidense que requiere a las escuelas cubrir las necesidades educativas de niños con discapacidad.

La IDEA reconoce que el involucramiento de la familia tiene una profunda influencia en cómo les va a los niños en la escuela y en la vida, y por esa razón les otorga autoridad a los padres sobre la educación de sus hijos. Por precepto de la IDEA, se considera a padres de familia y al personal de las escuelas, como miembros recíprocos de un equipo que toma decisiones sobre los servicios y apoyos que reciben los niños en las escuelas.

Para el involucramiento y empoderamiento de los padres, la IDEA emplea dos mecanismos principales:  1) Garantías procedimentales que describen y protegen los derechos de padres e hijos; y 2) Centros de Capacitación e Información para Padres cuyo mandato es asistir a los padres para que entiendan la IDEA y se conviertan en  defensores efectivos para sus hijos.

1. Garantías Procedimentales

A lo largo del proceso de educación especial, la IDEA otorga a los padres derechos y garantías específicas. A estos derechos y amparos se les llama garantías procedimentales, y son clave para el involucramiento y empoderamiento de los padres.

Elementos de la IDEA dan oportunidad a padres para involucrarse en la educación de sus hijos, así como para participar a nivel de sistema, de manera que las voces y perspectivas de los padres formen parte de la discusión local, estatal, y nacional de cómo mejorar los sistemas educativos para todos los niños con discapacidades.

Las directrices de la IDEA para el involucramiento de los padres se pueden organizar en cuatro grandes categorías:

1. Comunicación: Escuela con las Familias.

Previa Notificación por Escrito.

Las escuelas deben proporcionar una notificación por escrito, en un idioma que pueda ser entendido por los padres (por ejemplo, padres que sólo hablen español tienen derecho a materiales en español), cuando la escuela proponga realizar (o se reúse a realizar) alguna acción que tenga que ver con:

  • Identificar a un niño como “niño con discapacidad”;
  • La evaluación de un niño;
  • La ubicación de un niño; y
  • La provisión de servicios de la escuela a un niño con discapacidad.

Notificación de Garantías Procedimentales

Por precepto de la IDEA, las escuelas deben entregar a los padres una lista de sus derechos y responsabilidades. Esta Notificación de Derechos para los Padres, la cual es una explicación completa de todas las garantías procedimentales que la IDEA ampara, se les entrega a los padres cuando menos una vez cada año escolar, la primera vez que su hijo es contemplado para educación especial, o cuando uno de los padres solicita una evaluación.

2. Planeación y Toma de Decisiones a Nivel de Grado Académico.

Consentimiento de los padres.

Una escuela debe obtener consentimiento escrito por parte de un padre antes de evaluar a un niño para determinar si es elegible o no para educación especial. Los padres también deben consentir la provisión de educación especial y servicios relacionados, o una reevaluación de su hijo para servicios de educación especial. La escuela debe asegurarse de que los padres han sido completamente informados al respecto, entienden, y acceden de forma escrita a que se provea de servicios de educación especial a su hijo. El consentimiento de los padres a educación especial siempre es voluntario y lo pueden revocar en cualquier momento.

Elegibilidad para Educación Especial

Profesionales calificados y los padres del niño son quienes determinan si el niño es elegible para los servicios basados en los resultados de alguna evaluación conducida con el consentimiento de los padres.

El Padre como Miembro del Equipo del Programa de Educación Individualizado (IEP por sus siglas en inglés).

Las escuelas deben asegurarse de que en el equipo IEP para cada niño, se incluya a uno de los padres del niño.

Participación de Padres en las Reuniones de Equipo IEP.

Las escuelas son responsables de asegurar que un padre esté presente en cada reunión del equipo IEP o de brindarle la oportunidad de participar utilizando métodos alternativos tales como una conferencia telefónica o mediante Skype. La escuela debe notificar a los padres sobre las reuniones del IEP con suficiente anticipación para asegurar que tendrán la oportunidad de asistir, y debe programar dichas reuniones en horarios y lugares en los cuales los padres estén de acuerdo.

3. Acceso a Información

Oportunidad para Examinar los Registros.

Los padres deben de tener la oportunidad de inspeccionar y revisar todos los registros educativos que tengan que ver con la identificación, evaluación, y determinación del nivel educativo de su hijo.

4. Planeación y Toma de Decisiones a Nivel Sistémico

Comité Asesor Comunitario (CAC)

La ley educativa en el estado de California requiere a los distritos escolares locales contar con un Comité Asesor Comunitario, cuya integración está compuesta principalmente por padres de niños con discapacidad. Otros integrantes son maestros, administradores de escuela, y a veces proveedores de servicios. El mandato del CAC es trabajar con las escuelas para desarrollar y poner por escrito un plan para proveer de educación especial y asesoramiento al distrito escolar en cuanto a políticas que afectan a estudiantes con discapacidad y a la provisión de instrucción especializada y servicios relacionados en las escuelas. Los CAC con frecuencia organizan capacitaciones para familias (en conjunto con su PTI local) y estudiantes. Otros estados tienen grupos similares a los Comités de Asesores Comunitarios de California. (Refiérase al Manual del CAC anexado).

Panel Asesor Estatal

Un panel asesor estatal que provea de guía en cuanto a políticas de educación especial y servicios relacionados, debe incluir a padres de niños con discapacidades. La IDEA dispone que todo estado cuente con un Panel Asesor Estatal con representación de padres de familia.

2. Centros de Capacitación e Información para Padres

La Ley de Educación para Personas con Discapacidad (IDEA) estableció en 1984, los Centros de Capacitación e Información para Padres (PTIs por sus siglas en inglés) en todo el territorio nacional. Ellos se encargan de ayudar a familias y escuelas a entender la ley y a saber cómo utilizarla en beneficio de niños con discapacidad.

Antes de la IDEA:

  • Con frecuencia niños y jóvenes adultos con discapacidad no recibían servicios educativos apropiados.
  • Muchos estaban completamente excluidos de las escuelas públicas o del programa académico general.
  • Discapacidades sin diagnóstico impedían a niños tener éxito en la escuela.
  • Inadecuados recursos en las escuelas forzaban a las familias a buscar servicios educativos fuera de la escuela pública.

Gracias a la IDEA:

  • Niños y jóvenes adultos con discapacidad reciben educación apropiada y gratuita en un ambiente lo menos restrictivo posible.
  • La mayoría de los estudiantes progresan a una educación superior, empleo, vida independiente, y a ser partes integrales de sus comunidades.
  • Estudiantes y sus familias pueden mirar al futuro con esperanza.

La IDEA cambió la vida de niños y jóvenes adultos estadounidenses con discapacidad.

Los Centros para Padres son parte integral de su éxito.

Centros para Padres — Los Centros de Capacitación e Información para Padres (PTIs) y los Centros Comunitarios de Recursos para Padres (CPRCs por sus siglas en inglés), provén capacitación y apoyo a familias con niños con discapacidad. Los PTIs se financian a través de las contribuciones del  Departamento de Educación de Estados Unidos conforme a la Ley de Educación para Personas con Discapacidad (IDEA). Cada estado cuenta con al menos un Centro para Padres, y aquellos con altas poblaciones pueden tener más. Existen poco más de 100 Centros para Padres en los Estados Unidos.

Los Centros para Padres atienden a familias con niños con discapacidad desde el nacimiento hasta los 26 años. Los Centros para Padres auxilian a familias proporcionando asistencia técnica personalizada y a través de capacitaciones. La mayoría del personal y consejo administrativo de los Centros para Padres son padres de niños con discapacidad, de tal forma que pueden aportar su experiencia personal y sapiencia al momento de trabajar con las familias.

Específicamente, los Centros para Padres ayudan a las familias a:

  • Entender mejor la discapacidad y las necesidades educativas de sus hijos.
  • Comunicarse de forma más efectiva con la escuela y profesionales involucrados.
  • Entender los derechos y responsabilidades que les otorga la IDEA.
  • Obtener servicios apropiados para sus hijos.
  • Resolver desacuerdos con la escuela o con otras instituciones.
  • Entrar en contacto con otros recursos comunitarios que proveen asistencia a niños con discapacidad.

Los Centros para Padres trabajan de forma conjunta para mejorar resultados para niños con discapacidad. Ellos recaban y comparten información obtenida de su experiencia laboral, lo que favorece mejores prácticas al momento de atender a niños y a jóvenes con discapacidad y a sus familias.

Los Centros para Padres provén asistencia directa a padres y a profesionales a través de llamadas telefónicas, correo electrónico, cartas, visitas a domicilio, y reuniones. La información ayuda padres a aprender sobre leyes y procedimientos sobre educación especial, a encontrar servicios adecuados para sus hijos, y a comunicarse con escuelas y otras instituciones.

Los PTIs también le son de utilidad a profesionales: Administradores de escuelas, maestros, trabajadores sociales, proveedores de servicios médicos, y empleados de organizaciones que atienden a familias con niños con discapacidad. Profesionales utilizan la información de los PTIs para entender discapacidades específicas, leyes y servicios relacionados con educación especial, y comunicación entre padres y profesionales.

Entre los ejemplos estadounidenses de instrucción para el Empoderamiento de Padres se  incluye:

  1. Una Descripción General de la IDEA por Disability Rights Education & Defense Fund (PowerPoint anexado)
  2. Instrucción de Navegante Familiar por Family to Family Network of Virginia (PowerPoint anexado)
  3. Habilidades para un Activismo Parental Efectivo por PACER Center (curriculum anexado)

Otros Recursos:

  • Manual del Comité Asesor Comunitario de California (vea el Apéndice D, página 86 para fragmentos de Estatutos para crear un Comité Asesor Comunitario), descarga de PDF abajo.
  • Programa de Instrucción para el Empoderamiento de Padres (PEP por sus siglas en inglés) (Descripción de Families Together in New York State), Enlace abajo.

La Instrucción Básica PEP está diseñada para especialistas en atención familiar. Los Especialistas en Atención Familiar son padres o cuidadores de niños con considerables desafíos sociales, emocionales, y conductuales cuyo rol es trabajar directamente con familias cuyos hijos están recibiendo servicios para apoyar, empoderar, educar, y actuar con ellos y para ellos. El PEP fue desarrollado en varios años a través de un esfuerzo colectivo entre investigadores, profesionales, padres, defensores de padres, y legisladores.

  • El contacto principal para el Empoderamiento de Padres es el Centro de Capacitación e Información para Padres de Disability Rights Education & Defense Fund (DREDF).
  • El Centro de Información y Recursos para Padres es un CIP  (Centro de Capacitación e Información para Padres) que ofrece materiales en inglés y español.

¿Cómo has mejorado los derechos de las personas con discapacidad?

Cuétanos tu estrategia

¡Compártelo ahora!