Los ambientes que causan limitaciones al acceso al transporte, educación, vivienda y al empleo contribuyen a la marginación y exclusión y ocasionan el incremento de los índices de pobreza y exclusión que las personas con discapacidad deben experimentar
Una rampa en espiral con una inclinación suave serpentea en una vertiente vertical dentro de un edificio.

Un ejemplo de una construcción arquitectónica teniendo en cuenta los principios del diseño universal en el campus Ed Roberts de la Universidad de Berkeley, California

Diseño universal

El diseño universal consiste en el diseño de productos, entornos y formas de comunicación que serán utilizados por todas las personas, en la mayor medida posible, sin la necesidad de hacer ajustes razonables o un diseño especial.

Ron Mace, un arquitecto quien contrajo la polio desde que era niño y era usuario de silla de ruedas, define el diseño universal de esta manera: “no es una nueva ciencia, estilo o algo único en alguna forma. Solo se requiere la toma de consciencia de la necesidad y el mercado y un enfoque que muestre el sentido común con el fin de que todo lo que diseñamos y producimos pueda ser útil para todos en la mayor medida posible”.

El acceso es un asunto de igualdad y justicia

Los espacios con infraestructuras de acceso público, edificios y zonas urbanas pueden hacer posible y promover la inclusión y participación de las personas, o de otro modo tales entornos podrán estar llenos de barreras que impedirán el acceso para las personas con discapacidad.

Los ambientes que causan limitaciones al acceso al transporte, educación, vivienda y al empleo contribuyen a la marginación y exclusión y ocasionan el incremento de los índices de pobreza y exclusión que las personas con discapacidad deben experimentar.

Es importante reconocer que el diseño universal cumple un rol significativo en la vida de todas las personas y permite que las personas con discapacidad sean libres.

¿Diseño universal o diseño accesible?

El objetivo del diseño accesible es poder satisfacer las necesidades de las personas con discapacidad. En los Estados Unidos, la toma de consciencia del diseño accesible ocurrió luego de la entrada en vigencia de la Ley Estadounidense para las Personas con Discapacidad (ADA) en el año de 1990, en la cual se ha estipulado que las instalaciones públicas y privadas sean accesibles para las personas con discapacidad. El diseño accesible está formado por los parámetros técnicos de las directrices de accesibilidad de la ADA (ADAAG por sus siglas en inglés)  

Por otro lado, el diseño universal es un concepto más amplio y ello significa satisfacer las necesidades de todas las personas, no solo aquellas que conciernen a las personas con discapacidad. El diseño universal no depende de parámetros técnicos o normativas, sin embargo, éste se establece teniendo en cuenta una serie de principios.

Principios del diseño universal

1. Uso equitativo

El diseño universal no deberá poner en desventaja o estigmatizar a ningún grupo de usuarios.

  • Brindar los mismos medios de uso para todos los usuarios: idéntico cuando sea possible; equivalente cuando no lo sea.
  • Evitar segregar o estigmatizar a algún usuario.
  • Aquellas disposiciones sobre la privacidad, seguridad y resguardo deberán estar disponibles de forma equitativa para todos los usuarios.
  • Hacer el diseño de fácil acceso para todos los usuarios.

2. Flexibilidad en el uso

El diseño universal se puede adaptar a una amplia variedad de preferencias y habilidades individuales.

  • Brindar la posibilidad de elegir en los métodos de uso.
  • Hacer ajustes de acceso y uso para personas diestras o surdas.
  • Facilitar la exactitude y precision para el usuario.
  • Brindar adaptaciones de acuerdo al ridmo del usuario.

3. Uso sencillo e intuitivo

El uso del diseño universal deberá ser fácil de comprender, a pesar de las diversas experiencias, conocimientos, habilidades de comunicación o niveles actuales de concentración de los usuarios 

  • Eliminar algún tipo de complejidad innecesaria.
  • Ser consistente con las expectativas e intuición del usuario.
  • Adaptar una amplia gama de conocimientos y habilidades de comunicación.
  • Dar a conocer información que sea relevante de acuerdo a su importancia.
  • Dar las indicaciones y retroalimentación respectivas al momento y luego de realizar alguna tarea.

4. Información perceptible

El diseño universal deberá dar a conocer la información necesaria al usuario de forma efectiva, pese a las condiciones del ambiente, o a las habilidades sensoriales del usuario.

  • Usar diversas formas (visual, verbal, táctil) para graficar la presentación de la información básica.
  • Brindar el tipo de contraste adecuado entre la información básica y el entorno.
  • Maximizar la legibilidad de la información básica.
  • Diferenciar los elementos en formas en las que se puedan describir, es decir facilitar la forma de dar instrucciones o indicaciones.
  • Brindar formas de compatibilidad usando una variedad de técnicas o dispositivos que utilizan las personas con limitaciones sensoriales.

5. Tolerancia para el error

El diseño universal deberá minimizar algún tipo de daño y resultados adversos de acciones accidentales o involuntarias.

  • Disponer los elementos de tal forma que se minimice algún tipo de daños o errores. Los elementos más usados deberán ser los más accesibles. Aquellos elementos dañinos se deberán eliminar, separar u ocultar.
  • Brindar advertencias de la existencia de daños o errores potenciales.
  • Brindar características de seguridad en caso de errores.
  • Evitar insitar acciones peligrosas en realizar tareas que requieran algún tipo de vigilancia.

6. Poco esfuerzo físico

El diseño universal se podrá usar de forma eficaz y confortable y con un grado mínimo de fatiga.

  • Permitir al usuario mantener una posición corporal neutra.
  • Usar dispositivos de operaciones que requieran un esfuerzo físico razonable.
  • Minimizar acciones repetitivas.
  • Minimizar el esfuerzo físico de forma permanente.

7. Tamaño y espacio para el uso y aproximación

Se deberá brindar el tamaño y el espacio apropiados para un debido acercamiento, alcance, manejo y uso, pese a la talla corporal del usuario, postura o movilidad.

  •  Brindar un campo visual claro de aquellos elementos importantes para que tanto las personas que están de pie como aquellas que están sentadas puedan acceder visualmente a ellos.
  • Hacer posible el alcance de todos los componentes de forma cómoda para los usuarios que están sentados como para aquellos que están de pie.
  • Hacer adaptaciones en la variación del tamaño de manijas o agarradores.
  • Brindar el espacio adecuado para facilitar el uso de dispositivos de asistencia o para el personal de apoyo.

Para mayor información sobre el diseño universal podrá visitar los siguientes sitios:

(están en inglés)

Instituto para el diseño universal:

University of Washington

Norwegian Directorate for Children, Youth and Family Affairs (2012)

Australian Government – AusAid (2013)

United Nations (2014)

¿Cómo has mejorado los derechos de las personas con discapacidad?

Cuétanos tu estrategia

¡Compártelo ahora!