Una breve descripción de la IDEA, seguido de enlaces a texto de la ley, algunas de las principales normas aprobadas en ella, y recursos complementarios a la IDEA.
Estudiantes en un taller reunidos alrededor de una mesa con herramientas y diferentes materiales. Un estudiante tiene un bastón blanco y otro usa muletas.

Estudiantes con discapacidad en una escuela preparatoria explorando actividades.

La Ley de Educación para Personas con Discapacidad (IDEA), antes conocida como la Ley de Educación para Niños Minusválidos de 1975, requiere a las escuelas públicas hacer disponibles a todos los niños calificados con discapacidad de educación gratuita en un ambiente lo menos restrictivo posible y adecuado a sus necesidades educativas. De acuerdo a la ley, instituciones educativas tanto estatales como locales reciben financiamiento federal destinado a garantizar educación especial y los servicios relacionados a esta a niños entre 3 y 21 años calificados de padecer alguna discapacidad.

El requerimiento de que los sistemas de educación públicos deben desarrollar Programas de Educación Individualizados (IEPs por sus siglas en inglés) apropiados para todo niño calificado de padecer una discapacidad está en el corazón de la IDEA. La educación especial específica y los servicios relacionados a ella detallados en cada IEP, reflejan las necesidades individualizadas de estudiantes con distintas discapacidades. La IDEA también establece procedimientos particulares a los que hay que ceñirse para el desarrollo de los IEP, que además deben de ser revisados al menos una vez por año. Todo IEP de cada estudiante debe ser desarrollado por un grupo de expertos así como por su maestro o maestros, los padres (o tutores), sujetos a algunas excepciones limitadas, el niño si se determina apropiado, un representante de un organismo educativo calificado para proveer o supervisar la provisión de educación especial, y otros individuos a discreción de los padres y del organismo educativo.

La IDEA otorga a los padres importantes derechos al debido proceso y numerosas responsabilidades. Si los padres no están de acuerdo con el IEP propuesto, pueden solicitar una audiencia de debido proceso y una revisión del organismo educativo estatal si es aplicable en ese estado. Los padres también pueden apelar la decisión del organismo educativo en una corte estatal o federal.

Tenga en consideración que no todo niño con una discapacidad será  calificado con derecho para invocar la IDEA. Aplica a niños que han sido calificados por un equipo multidisciplinario de pertenecer a una o más de las 13 categorías de discapacidad específica que requieren de educación especial y de servicios relacionados a esta. Dichas categorías son autismo, sordera, sordoceguera, deficiencias auditivas, discapacidad cognitiva, múltiples discapacidades, deterioro ortopédico, otros problemas de salud, serios trastornos emocionales,  discapacidades específicas de aprendizaje, impedimento del habla o lenguaje, lesión cerebral traumática, y discapacidad visual.

La Sección 504 establece la misma amplia definición de discapacidad que la ADA, por lo que se puede requerir a las escuelas que provean acomodaciones por discapacidad y que hagan modificaciones a sus políticas en donde un niño con discapacidad por ordenamiento de la Sección 504 requiere de tales acomodaciones para recibir acceso equitativo al beneficio de la educación. Los requerimientos procedimentales y de financiación varían entre la IDEA y la Sección 504.

Lo Logrado 

Lo que funcionó 

Sobre el Autor