Tratado de Marrakech para facilitar el acceso a obras publicadas a personas invidentes, con discapacidad visual o con otras dificultades para acceder a un texto impreso.
Materiales impresos en Braille y en letra grande esparcidos sobre un escritorio

Materiales impresos en Braille

¿Qué es el Tratado de Marrakech?

Las personas invidentes o con poca visión tienen un acceso disponible y equitativo menor al 10% de los libros que se publican. El objetivo del Tratado de Marrakech, el cual es un tratado internacional sobre derechos de autor administrado por la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI), es cambiar esta situación imperante.

El Tratado de Marrakech es un acuerdo entre países para adaptar leyes domésticas sobre derechos de autor según sea necesario para propiciar una mayor difusión nacional e internacional de los materiales publicados en formatos que sean accesibles para personas con discapacidades. Su objetivo es beneficiar a personas invidentes, con poca visión o con otras dificultades para acceder a textos impresos (como la dislexia), o que tienen una discapacidad que les hace difícil sostener o manipular  físicamente un libro impreso. A los países que ratifican el Tratado de Marrakech se les requiere introducir excepciones a sus leyes sobre derechos de autor que les permita a las editoriales reproducir, distribuir, o de alguna otra forma hacer disponibles trabajos publicados diseñados para ser accesibles a personas con distintas discapacidades que les impiden acceder a textos impresos. Los países que han ratificado el tratado también necesitan permitir que estas  publicaciones en formatos accesibles sean intercambiadas más allá de fronteras nacionales por organizaciones autorizadas al servicio de personas con dificultades para acceder a textos impresos.

El tratado abarca "trabajos literarios y artísticos en formato de texto, notación y/o ilustraciones relacionados, que hayan sido publicados o de otra forma puestos a disposición pública a través de cualquier medio", incluyendo audio libros. Sin embargo, hay que señalar que esta definición es mucho más amplia de lo que inicialmente podría parecer ya que la expresión "trabajos literarios y artísticos" incorpora por referencia la definición inicialmente desarrollada en la Convenio de Berna para la Protección de Trabajos Literarios y Artísticos de 1886. En la Convenio de Berna, trabajos literarios y artísticos incluyen partituras musicales, trabajos coreográficos, trabajos dramáticos y cinematográficos, fotografía, arquitectura, topografía, ilustraciones y esculturas, y "toda producción en los ámbitos de producción literaria, científica y artística". Las entidades autorizadas por el gobierno para facilitar formatos accesibles más allá de sus fronteras, tienen el deber de establecer que las personas a las que atienden tengan alguna dificultad para acceder a textos impresos y atender solamente a esas personas, y a la vez de desalentar el uso no autorizado de materiales.

Ratificación

A mayo del 2016, el tratado aún no ha entrado en vigor. No entrará en vigor ni será vinculante para los países firmantes hasta que por lo menos 20 países lo hayan ratificado. Esto quiere decir que 20 países deben aprobar e implementar en propio territorio el tratado por medio de legislación nacional. A pesar de que en junio de 2013 más de 50 países firmaron el tratado al final de la conferencia en dónde fue presentado, y que más países lo han firmado desde 2013, a mayo de 2016 sólo 17 países lo habían ratificado.

Otro punto importante a señalar sobre el tratado, es que explícitamente establece, a lo largo del tratado, que el mismo, no disminuye obligaciones pre-existentes o derechos que las partes firmantes del Tratado de Marrakech pudieran tener bajo otros tratados. En otras palabras, el Tratado de Marrakech es bastante claro en cuanto a que, aunque es una herramienta que permitirá a los países firmantes avanzar con excepciones hechas a la medida en cuanto a leyes sobre derechos de autor para incrementar la accesibilidad para beneficiaros específicos, eso no altera sistemáticamente de ninguna forma el sistema subyacente de protección de derechos de autor consagrados en la Convenio de Berna y en el Tratado sobre Derechos de Autor de la OMPI.

Consulte una lista de países que han firmado o ratificado el Tratado de Marrakech aquí. Firmar un tratado no compromete al país a implementar dicho tratado, pero es una forma de dar a entender que el país sustenta el espíritu del tratado y que podría considerar ratificarlo en el futuro.

  • México ratificó el Tratado de Marrakech el 29 de julio de 2015.
  • Guatemala ratificó el Tratado de Marrakech el 29 de junio de 2016.
  • Perú ratificó el Tratado de Marrakech el 2 de febrero de 2016.
  • Kenia firmó el tratado el 28 de junio de 2013, pero a mayo de 2016 aún no lo había ratificado.
  • A mayo de 2016, ni Armenia ni Vietnam habían firmado el tratado.
  • Estados Unidos  firmó el tratado el 2 de octubre de 2013 y el Presidente Obama recomendó la ratificación del Tratado de Marrakech para febrero de 2016, pero eso aún no ha ocurrido.

Encuentre el texto completo del Tratado en los seis principales idiomas de las Naciones Unidas incluyendo inglés, español, francés, árabe, ruso, y chino.